Errejon y la universidad de malaga

Chunta Aragonesista

Aunque Errejón no se enfrentó a Iglesias como líder, había intentado conseguir una mayoría de puestos para sus partidarios en el ‘Consejo Ciudadano’. Al final, su ala del partido se hizo con el 33% de los votos y esta semana, tras «Vistalegre II», ha exigido que el 40% del comité ejecutivo del partido, aún por formar, esté formado por sus partidarios.

En cambio, Errejón cree que el partido tiene más posibilidades de ganar el poder trabajando dentro de los procesos políticos establecidos. Además, Iglesias es partidario de crear un «gabinete en la sombra» de portavoces políticos nombrados, mientras que Errejón está en contra de dar un título a todo el mundo.

Los observadores han comentado que el giro hacia un Podemos más radical podría reforzar la posición del gobierno conservador del PP. Esta semana, en el parlamento, se vio al recién fortalecido Iglesias discutiendo a gritos en el hemiciclo con los diputados del gobierno.

Elecciones en España

Doctor en Ciencias Políticas, fue secretario de política y estrategia y campaña de Podemos (gestionando varias campañas electorales del partido político), así como diputado en la XI y XII legislatura del Congreso de los Diputados. Se separó de Podemos y fundó una nueva plataforma a principios de 2019, Más Madrid, bajo la que Errejón fue elegido diputado en la Asamblea de Madrid y que posteriormente se reconstituyó como Más País para presentarse a las elecciones generales de noviembre de 2019, con el resultado de que Errejón volvió al Congreso de los Diputados.

Errejón fue scout durante su adolescencia[6] Inicialmente cercano a la tradición política del marxismo libertario, Errejón comenzó su actividad política como activista en el «Colectivo 1984» de Pozuelo de Alarcón[7] En 2006, ayudó a fundar Contrapoder, una asociación estudiantil calificada de anticapitalista o antisistema[7][8][B].

Estudió en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde se licenció en Ciencias Políticas en 2006[10][11] Durante su etapa universitaria, formó parte de movimientos sociales vinculados a la desobediencia civil en Madrid[C].

Esquerra republicana de catalunya sobiranistes

Íñigo Errejón está siendo investigado por el cumplimiento de su contrato laboral con la universidad a lo largo del cual se establece que debía trabajar 40 horas semanales en el campus de Málaga con un sueldo mensual de 1.825 euros.

El político recibió el permiso para seguir trabajando en el proyecto de investigación sobre vivienda -financiado en parte por la Junta- que estaba llevando a cabo por parte de Alberto Montero, director del proyecto y compañero de Podemos.

Confirmó que había dado permiso verbal para que Errejón continuara su investigación en Madrid, ya que contaba con una gran cantidad de «fuentes bibliográficas y estadísticas» y las modernas «telecomunicaciones hacían factible su trabajo» a pesar de la distancia.

Anticapitalistas

Errejón, se hizo famoso hace poco en la prensa española.    ¿Por qué? La Universidad de Málaga le había concedido una beca de 1.825 euros al mes para realizar un trabajo sobre la Vivienda Pública en Andalucía. La beca fue concedida, gracias a las influencias de Alberto Montero, catedrático de economía de la Universidad de Málaga y miembro de Podemos. Errejón no estaba presente en la Universidad en ese momento. La explicación de Errejón se asemeja a la de los últimos dirigentes soviéticos, cuando llevaban a cabo una purga contra su propio pueblo: ‘todo es obra de la Casta’. Es el Maquiavelo moderno.  Errejon utilizaba la técnica de la paranoia, forzando la creencia de que los enemigos nacionales estaban infiltrados en España, es la misma maniobra que los nazis y los soviéticos. Uno de los ídolos más aclamados de Errejón, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, utilizó la misma técnica, para explicar la atroz crisis económica, que sufre su país.

En otras palabras, lo que aparentemente es una especie de experimento político llevado a cabo por un grupo de talentosos profesores y académicos, es en realidad, es un submarino una operación financiada por Venezuela. ¿Su plan? Desestabilizar a España, la Eurozona, la Alianza Atlántica y la OTAN. Una cosa es segura, Errejón no es el autodenominado táctico maquiavélico que parecía ser, incluso en el. Hay algo enorme acechando bajo la turbia superficie política.