Facultad de educación universidad de antioquia

Universidad de Antioquia

El Ministerio de Cultura de Colombia, a través de su Dirección de Patrimonio, declaró el campus principal de la Universidad de Antioquia y el conjunto arquitectónico de la plaza de San Ignacio -donde se encuentra el Auditorio de la Universidad- como Bien de Interés Cultural de la nación.

La Sede de Programas de Posgrado de la Universidad de Antioquia fue inaugurada el 19 de agosto de 2010, con el objetivo principal de seguir haciendo posible el propósito del núcleo docente. La sede ofrece programas de posgrado que, además de cumplir con un compromiso social, responden a demandas internas de la comunidad de científicos y expertos, esperando hacer aportes a las transformaciones sociales actuales. Además, en esta sede se realizan actividades de divulgación.

El laboratorio financiero es un espacio destinado a estudiantes, profesores y a la comunidad en general. En este lugar pueden aprender, de manera práctica, cómo funcionan los mercados financieros en Colombia y en el mundo y pueden generar nuevos conocimientos así como proyectos de investigación, divulgación y docencia en el campo de las finanzas.

2017: potranca, copacabana, antioquia, l-0356

La Universidad de Antioquia tuvo como antecedente el Colegio de Franciscanos, fundado en 1803, luego de que el rey Carlos IV de España expidiera la Real Cédula del 9 de febrero de 1801, permitiendo el establecimiento de un colegio-convento en la Villa de la Candelaria, actual Medellín[1].

Las primeras clases se impartieron en marzo de 1803, en latín y filosofía. El 20 de junio de 1803, el ayuntamiento de Medellín compró el terreno para el edificio principal y la construcción se inició en agosto. La estructura se conoce como Edificio San Ignacio[4].

En 1822, una vez consolidada la independencia de España, el vicepresidente de la República de Colombia, Francisco de Paula Santander, promovió el establecimiento de un nuevo plan educativo para la institución y, cinco años más tarde, el presidente Simón Bolívar permitió la enseñanza del derecho[1].

Una vez terminada la Guerra de los Mil Días, el país experimentó estabilidad y la universidad creció[4]. En los primeros treinta años la universidad reorganizó su plan de estudios, rediseñó algunos de los edificios, adquirió material bibliográfico y contrató a profesores de renombre[1][4].

Fiesta de brujitas en yolombo antioquia

En 1940, había menos de 3.000 alumnos matriculados en las universidades que estudiaban para entrar en medicina, derecho e ingeniería. El objetivo principal de este sistema era transmitir información que los estudiantes debían memorizar. Sin embargo, los programas universitarios cambiaron como consecuencia del crecimiento de las industrias nacionales. Denominados “modernización”, estos cambios económicos requerían técnicos, obreros, ingenieros, contables, gestores y economistas más especializados. En consecuencia, las universidades diversificaron sus programas y los abrieron a muchos grupos sociales (Parra).

En 1980, el Ministerio de Educación Nacional estableció oficialmente cuatro niveles de educación superior: estudios profesionales medios, estudios tecnológicos, estudios universitarios y estudios de posgrado. Dentro de estas categorías, el número de instituciones creció rápidamente. En 1970, la Asociación Colombiana de Universidades reconoció 25 universidades públicas y privadas. Sin embargo, el Fondo Universitario Nacional identificó otras 65 instituciones de enseñanza superior. A finales de la década de 1980, había más de 235 instituciones de enseñanza superior, y en 1999, la matrícula universitaria superaba los 807.000 estudiantes. (Wellington).

Celebración de los niños proyecto Gramalote

La Universidad de Antioquia, ícono científico, cultural e histórico de la comunidad antioqueña y nacional, es una institución del Estado colombiano que trabaja en el servicio público de la educación estatal aplicando criterios académicos, éticos y de responsabilidad social.

Desde su creación, la Institución ha sido una de las principales influencias en la consolidación de la medicina y el desarrollo de las leyes de la nación; ha participado en el nacimiento de la industria nacional y orientado las primeras obras de ingeniería; ha sido pionera en la investigación científica y la protección del medio ambiente; ha sido sede de diferentes manifestaciones culturales y mentora de grandes maestros.

La Universidad de Antioquia influye en todos los sectores sociales a través de las actividades de investigación, docencia y extensión. La investigación y la docencia constituyen los ejes de la vida académica y ambas se articulan con la extensión para lograr los objetivos académicos y sociales.