Fichas sobre el universo

El origen del universo

Piénsalo un segundo: tardamos unos tres días en llegar a la Luna, aproximadamente siete meses en llegar al planeta más cercano a nosotros, es decir, Marte, 15 meses en llegar a Venus, seis años en llegar a Júpiter, siete en llegar a Saturno, 8,5 años en llegar a Urano, 9,5 años en llegar a Plutón, el planeta enano más cercano, y doce años en llegar a Neptuno, el planeta más lejano.

El Sol está a una unidad astronómica (UA) de nosotros. Una unidad astronómica equivale a 149.598.000 km y, en nuestra mejor forma, podríamos alcanzarlo en 25 días. Ahora bien, el Universo tiene 93.000 millones de años luz, y uno, sólo un año luz, equivale a 63.000 unidades astronómicas.

Por tanto, un año-luz equivale a 9 billones de kilómetros, y nuestro Universo tiene 93.000 millones de años-luz de diámetro. Así de grande es nuestro Universo, y eso no es ni siquiera el final. Los 93.000 millones de años son sólo el Universo observable, el Universo que podemos ver actualmente. El Universo entero podría ser muy bien 250 veces más grande que el Universo observable, o al menos 7 billones de años luz de diámetro.

ملاحظات

Desde su lanzamiento en 1990, el Hubble ha cambiado para siempre nuestra idea de cómo es el universo. No viaja a las estrellas, los planetas o las galaxias, sino que toma fotografías de ellos mientras gira alrededor de la Tierra a unas 17.000 mph.

El observatorio de rayos X Chandra permite a los científicos de todo el mundo obtener imágenes de rayos X de entornos exóticos para ayudar a comprender la estructura y la evolución del universo. Los rayos X se producen cuando la materia se calienta a millones de grados. Los telescopios de rayos X también pueden rastrear el gas caliente de una estrella en explosión o detectar los rayos X de la materia que se arremolina a tan sólo 90 kilómetros del horizonte de sucesos de un agujero negro estelar.

El satélite Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP) proporcionó datos que permitieron a los astrónomos evaluar con precisión la edad del universo, que es de 13.770 millones de años, y determinar que los átomos constituyen sólo el 4,6% del universo, siendo el resto materia y energía oscuras. Gracias a telescopios como el Hubble y el Spitzer, los científicos también saben ahora a qué velocidad se expande el universo.

Datos científicos

La materia normal está formada por los átomos que componen las estrellas, los planetas, los seres humanos y cualquier otro objeto visible del Universo.

Los cúmulos de galaxias emiten muchos rayos X porque contienen una gran cantidad de gas de alta temperatura. Midiendo la cantidad de rayos X de un cúmulo, los astrónomos pueden calcular tanto la temperatura del gas del cúmulo como la masa del mismo.

En teoría, en un Universo con una alta densidad de materia, los cúmulos de galaxias seguirían creciendo y, por tanto, deberían contener más masa ahora que en el pasado.La mayoría de los astrónomos creen que vivimos en un Universo de baja densidad en el que una misteriosa sustancia conocida como «energía oscura» representa el 70% de su contenido y, por tanto, lo impregna todo.En este escenario, los cúmulos de galaxias deberían dejar de crecer al principio de la historia del Universo y ser prácticamente indistinguibles de los actuales.

Párrafo sobre el espacio

El universo es un lugar loco. Está lleno de estrellas que explotan y medusas inmortales, y lleva casi 14.000 millones de años dando vueltas.

La luz de algunas estrellas tarda tanto en llegar a nuestros ojos que, cuando miras el cielo nocturno moteado de estrellas, en realidad estás mirando en lo más profundo del pasado. El telescopio Hubble de la NASA puede mirar hasta 13.000 millones de años atrás.

Hace 47 años, la humanidad dio sus primeros pasos en la Luna, y las huellas probablemente seguirán ahí dentro de un millón de años. Ello se debe a que la Luna no tiene atmósfera, por lo que no hay viento ni agua que barran y borren las marcas.

Un año en Venus equivale a 224 días terrestres. Y un día en Venus equivale a 243 días terrestres. Lo que hace que un día en Venus sea más largo que un año. Y por si fuera poco, Venus es el único planeta de nuestro sistema solar que gira hacia atrás.

Cuando una estrella masiva explota, su núcleo estrujado forma algo llamado estrella de neutrones. Las estrellas de neutrones son tan densas que una cucharadita de su material pesaría más que el Monte Everest. La explosión puede hacer girar la estrella de neutrones a velocidades alucinantes: hasta 600 rotaciones por segundo.